Compartir

Paseos en bicicleta por las comunidades de Salinas

Costos módicos y descuentos para grupos.

PASEO: SALINAS, RAYOPAMBA  Y APAHUA

Este paseo es por el camino lastrado que conecta a  Salinas con Yacubiana, luego del segundo km tomamos el camino que se encuentra a mano derecha por la entrada que va hasta el sector de Rayopamba, para luego descender hasta la comunidad de Apahua.

Datos Técnicos:

Inicio paseo: Salinas (3550mts)

Final Paseo: Apahua (3200mts)

Distancia: 9 kilómetros

Duración paseo: 2.5 horas de pedaleo aproximadamente

Nivel Físico: (X) Bajo

Nivel Técnico: (X) Bajo

Subida: 5% de la ruta

Bajada: 95% de la ruta

Atracciones:

  • Vista Panorámica de Salinas y sus minas de Sal.
  • Vista panorámica de la cara sur del nevado Chimborazo
  • Valle del rio Salinas
  • Comunidad de San Vicente
  • Criadero de Truchas
  • Flora y fauna típica de la zona

Incluye: bicicleta montañera, guía especializado, kit de seguridad (casco, guantes, coderas y rodilleras), transporte de regreso desde Apahua a Salinas.

MAPA DE RUTA

PASEO EN BICICLETA EN SALINAS

Salinas de Tomabela es un pueblo tranquilo, productivo, ganadero y turístico; es tierra encantadora y en las cercanías de la parroquia existen formaciones geológicas y extrañas de interés para la arqueología e historia, e inclusive al ir de Salinas a Simiatug se distingue en una inmensa llanura de lado y lado grupos de piedra viva que semejan famosas ciudades con castillos, farallones, torres, columnas y estatuas, así como monolitos de tiempos atrás.

Al interior de los farallones del río Tiahua se encuentran las cuevas arqueológicas o prehistóricas que son mudos testigos de la historia por la que atravesó su población.

Ubicación
Se encuentra a 4 horas de Quito y a 30 minutos de la ciudad Guaranda.

Clima
Su temperatura varía entre 7 y 14 ºC en el páramo y entre 18 y 25 ºC en el subtrópico.

Composición étnica
Indígenas 85%, montubia y mestiza 15%.

Artesanía y Pequeña Industria
Con sus 98 empresas comunitarias de las que forman parte queseras, una fábrica de confites, embutidoras, una hilandería y numerosas otras iniciativas populares, esta pequeña localidad andina se ha convertido en un maravilloso rincón donde la solidaridad y la perseverancia permite mejorar, día a día, las condiciones de vida de los salineros.