Compartir

Este lugar bolivarense festeja la producción y activa el turismo.

De 33 comunidades, 24 producen quesos de buena calidad

Los habitantes de Salinas se muestran agradecidos por el cambio que ha habido en su comunidad.
Al mencionar Salinas, la mayoría de los habitantes del Litoral relacionan el nombre con el balneario de la provincia de Santa Elena, pero no es la única localidad del país con esa denominación.
Salinas también es el nombre de una parroquia del cantón Guaranda, en la provincia de Bolívar, rodeada de verdes prados, reservas boscosas, montañas andinas y minas de sal que le otorgaron su nombre. Está ubicada a 3.550 metros de altitud y se constituye en un ejemplo para el Ecuador de lo que se puede lograr con organización, unión y visión de progreso.
En este paraje andino, 33 comunidades se asociaron hace 40 años para producir y dar trabajo a todos sus miembros. Actualmente es uno de los sectores más prósperos del altiplano, produce artículos como quesos, chocolates y textiles dignos de resaltar y capaces de ser exportados incluso a otros continentes.
Con el apoyo del Municipio de la capital bolivarense, el Ministerio de Turismo y asociaciones de productores lácteos, se da un evento anual con el fin de fomentar el turismo en el sector. Es el Festival del Queso, que este año se realizará los días 3, 4 y 5 de noviembre.
Se espera contar con la presencia de turistas italianos, suizos, alemanes y estadounidenses, países que aportan con gran cantidad de visitantes al sitio.
La vegetación es tan rica que el ganado se nutre de forma natural, nunca falta el pasto, por lo que al estar bien alimentado es más productivo. Eso constituye una ventaja considerando que la materia prima para producir queso es la leche.
La fábrica Salinerito es la principal del sector. En ella se procesan 4.500 litros de leche al día, los cuales se transforman en quinientos kilos de queso de diferentes variedades, desde el andino fresco y maduro, o el mozzarella, hasta gourmets como el gruyer, el tilsu, el gouda, entre otros, con una calidad que no le pide favor a las queserías de Francia, Holanda y demás países reconocidos mundialmente por la calidad de sus productos.
Las comunidades han recibido capacitación a través del tiempo para mejorar su calidad en la producción artesanal. Últimamente reciben asistencia técnica y preparan el queso bajo todas las normas de calidad, con la marca Salinerito.
El 80 % de los habitantes de la localidad es indígena. El resto son mestizos, gran parte de ellos producto de la unión de europeos, en especial de italianos que llegaron a dar asesoría en cuanto a la elaboración de quesos, con nativas indígenas del lugar.
La cultura ancestral andina se pone de manifiesto en Salinas con eventos populares que se organizan todos los años: el yanqui del queso, el daungi y la carrera de llamas. Resalta la cuy más bonita (visten a los roedores comestibles), actividad llevada a cabo por personas que se dedican al cuidado y crianza de estos animales y en la que el turista participa en la elección. Además se realiza la cata del queso, el vino y el chocolate, productos elaborados en el lugar y con reconocida calidad.
Fuente expreso